Las 5S como apoyo a nuestra ‘nueva normalidad’

Con la fase 0 y 1 de la desescalada, se prepara nuestra nueva normalidad.

En las empresas, hay que cambiar la forma de trabajar para aumentar la distancia de seguridad entre las personas, pudiendo llegar hasta modificar la implantación de los puestos de trabajo, tanto en los despachos como en la fábrica.

Imaginad un open space: gente trabajando codo con codo en un espacio abierto.

Podemos intentar la puesta en marcha un nuevo modelo de trabajo, hacer cambios en la disposición del mobiliario, empujar por aquí, tirar por allá con la esperanza de conseguir las mejoras deseadas. O podemos usar una metodología 5S, orden y limpieza, que ha demostrado su eficiencia a lo largo de los años.

Orden

Las 5S permiten reducir el espacio necesario para desempeñar un trabajo, eliminando lo inútil y alejando lo que se usa poco. Este espacio adicional obtenido puede ayudarnos a mantener las distancias de seguridad entre las personas.

No podemos hablar del orden sin hablar de buscar cosas. Cuando uno no sabe dónde se guardan las cosas, tiene 2 opciones: preguntar o buscar. En ambos casos, me arriesgo a que se produzca una distancia de contagio entre los trabajadores. En las 5S, también identificamos las cosas y los sitios. Si todo está adecuadamente identificado y guardado en su sitio, no hay que buscar: una vez más, limitamos el acercamiento entre personas.

Limpieza

En la metodología de las 5S, uno de los objetivos es crear y mantener áreas de trabajo ordenadas y limpias.

Si mi entorno está ordenado, es fácil limpiarlo y mantenerlo limpio. Una de las bases de las 5S consiste en dedicar 3 minutos cada día a limpiar nuestro entorno y devolverlo a su estado estandarizado antes de abandonarlo.

En nuestra nueva normalidad probablemente tendremos que desinfectar nuestras áreas de trabajo a menudo. Esto encaja perfectamente con la metodología de las 5S: aprovechamos los 3 minutos diarios de limpieza para, además, esterilizar nuestro puesto de trabajo.

Cambio de mentalidad

Cuando hablamos con las personas que han aplicado las 5S en sus empresas, todas coinciden en que hacerlo con las 3 primeras S ha sido más sencillo. Sin embargo, la 4ª S ya ha sido más complicada y la 5ª S ha dependido de la iniciativa porque conlleva un cambio de mentalidad importante.

Pero las 5 S coinciden en un aspecto fundamental: cada S implica sus propias tareas y actividades que, si se siguen a rajatabla, permiten tener éxito.

En la 4ª S se trata de estandarizar lo que hemos hecho anteriormente. ¿Cómo debe estar mi entorno cuando me voy? ¿Qué tengo que hacer con los documentos que me llegan? ¿Cómo los que he de entregar?, etcétera.

En la 5ª, implanto un sistema que me permita asegurarme de que la gente hace lo que debería hacer, pongo en marcha registros y hago auditorías de procesos y de comportamiento para concienciar las personas sobre el nuevo modelo de trabajo. Se trata de cambiar la forma de trabajar y de pensar de las personas para adentrarlas en el mundo de trabajo por proceso.

Si las personas tienen que dejar sus despachos en un estado estandarizado que permite su desinfección, la 4ª y 5ª S contribuirán a que esto ocurra.

En resumen

Con las 5S, tenemos la trama de lo que hay que hacer. Ahora solo tendremos que añadir todo lo que tenga que ver con nuestra nueva normalidad.
La rueda ya existe, solo hemos de añadir estos detalles que harán de nuestros puestos de trabajo un lugar más seguro.

No lo dudes, aprende como implantar las 5S, te ayudadará.

Fotografía: Evgeni Tcherkasski

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de protección de datos de Caletec *