Los desperdicios relacionados con el movimiento

Seguimos con la guía de los desperdicios conocidos en el lean manufacturing abordando el tema de los excesos de movimientos. Se entiende por exceso de movimientos todos aquellos que no son necesarios para completar adecuadamente una operación o actividad.

En primer lugar entendemos que la noción de movimiento puede atribuirse a unos desplazamientos (personas o maquinas) para ir a buscar unos materiales, unas copias, etc… y a las actividades no ergonómicas (coger, sentarse, agacharse, subir, girarse, estirarse, etc…).

Desperdicios por movimientos

Pero los movimientos no solo se refieren a unos desplazamientos. A veces, las personas, que ejecutan una tarea, generan, de manera espontanea, unas “malas costumbres”. Observando una persona trabajar, estos movimientos inútiles pueden pasar desapercibidos por dos razones posibles:

  1. La persona deja de realizar estos movimientos cuando alguien la observa
  2. La persona realiza estos movimientos con tanta naturalidad que no aparecen como inútiles (Siempre me ha parecido increíble ver como unas operarias logran ejecutar unos gestos tan complicados y tan poco natural con tanta destreza).

En general, estos tipos de movimientos son mucho más difíciles de eliminar.

Algunos ejemplos de desperdicios por exceso de movimientos podrían ser:

  • Servicios: Llevar las solicitudes de compra para su aprobación (firma) al departamento de compras ubicado en el tercer piso; viajes innecesarios; idas y vueltas de e-mails;…
  • Producción: Levantarse para coger el atornillador en una estación de montaje para cada producto porqué el operario no llega a atraparlo quedándose sentado;

Se genera un exceso de movimientos por distintos motivos:

  • Mala disposición de las mesas en la oficina o de los equipos
  • Mal diseño de las líneas de producción
  • Puestos de trabajos no ergonómicos
  • Falta de estandarización de los métodos de trabajo

Uno de los proyectos Six Sigma realizado en una planta de fabricación de motores pequeños, tenía como objetivo la simplificación del proceso de homologación de las nuevas piezas. Dado la cantidad de referencias y múltiples cambios de diseño de los motores, este proceso era muy habitual y los 3 técnicos de calidad pasaban por las etapas del proceso de homologación cada día. Se realizó un diagrama de spaguetti para poder hacer una estimación de las distancias recogidas. ¡Se contaban en kilómetros al mes!

¿Tenéis algunos ejemplos de desperdicios por exceso de movimientos que queréis compartir?

1 comentario

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de protección de datos de Caletec *