Cómo ahorrar tiempo y dinero implantando el automantenimiento

TPM - Automantenimiento

«Mantenimiento es:

  • Cuando todo va bien, nadie recuerda que existe.
  • Cuando algo va mal, dicen que no existe.
  • Cuando es para gastar, se dice que no es necesario.
  • Pero cuando realmente no existe, todos concuerdan en que debería existir.»
A. Suter, Westinhouse

Se puede ahorrar tiempo y dinero implantando el mantenimiento autónomo en todas las fases de los procesos industriales. El automantenimiento forma parte de las herramientas para tener plenamente operativa la maquinaria y el intrumental, construyendo unas rutinas para los empleados que la usan.

Pero, primero, situemos la táctica dentro de un panorama general de labores de conservación de las herramientas y máquinas. Existen diferentes tipos de mantenimiento:

  • Reactivo o correctivo: Conjunto de acciones necesarias para devolver un equipo a sus condiciones operativas tras la aparición de una avería
  • Preventivo: Conjunto de acciones necesarias para conservar un equipo en condiciones de operatividad, independientemente de la aparición de la avería.
  • Predictivo: Busca mantener un equipo operativo independientemente de la aparición de una avería. Se realiza por métodos técnicamente más sofisticados

Este post se centra en una de las herramientas del mantenimiento preventivo: el mantenimiento autónomo que es uno de los ocho pilares del TPM (Mantenimiento Total Productivo) y que suele ser uno de los primeros que se pone en marcha. Trata de hacer participar a los operarios de las maquinas o equipamientos en las labores de mantenimiento y transferirles gradualmente las competencias y responsabilidades para que asuman una cierta cantidad de tareas de mantenimiento de manera autónoma.

La idea es que el operario de producción asume tareas de mantenimiento productivo, incluida la limpieza, y algunas propias del mantenimiento preventivo, y advierte de las necesidades del equipo (siendo capacitado para la detección de anomalías).

Las ventajas radican principalmente en una calidad mejorada y unos costes y tiempos reducidos, pero representa un cambio cultural, sobre todo a nivel de la visión que se tiene del mantenimiento de los equipos, de las personas y de los puestos de trabajo.

Las etapas de implantación son las siguientes:

  • Creación de un grupo de trabajo que recibirá una formación básica sobre el TPM y sobre cómo llevar a cabo el mantenimiento autónomo de los equipos.
  • Limpieza inicial: aplicar la metodología 5S y limpiar para eliminar polvo y suciedad, principalmente en el cuerpo del equipo; lubricar y apretar pernos, y descubrir problemas y accesos difíciles.
  • Eliminación de fuentes de contaminación: prevenir la causa del polvo, suciedad y difusión de esquirlas, mejorar partes difíciles de limpiar y lubricar, reducir tiempos de limpieza y lubricación.
  • Fijación de estándares básicos: reducir el tiempo empleado limpiando, lubricando y apretando (específicamente tareas diarias y periódicas).
  • Inspección general: protocolo para que los miembros de los grupos de trabajo descubran y corrijan defectos menores del equipo.
  • Inspección autónoma: desarrollar y emplear las listas de chequeo para inspección autónoma.
  • Organización y orden: estandarizar el control de lugares de trabajo individuales; sistematizar el control del mantenimiento (estándares de inspección, limpieza y lubricación y registros de datos).
  • Mantenimiento autónomo pleno: Desarrollo adicional de políticas y metas de la compañía incrementando las actividades mejora. Registrar los resultados de análisis de los indicadores y diseñar contramedidas en concordancia.

¿Cuándo podemos afirmar que el mantenimiento autónomo está implementado?

El TPM habla de las siete condiciones siguientes:

  1. La inspección y la limpieza diaria se lleva a cabo cada día.
  2. Las fuentes de suciedad están identificadas y gestionadas/eliminadas.
  3. Los procedimientos de inspección y limpieza diaria existen.
  4. Los operarios están capacitados para llevar a cabo las inspecciones generales de manera autónoma.
  5. Los operarios llevan a cabo, de manera autónoma, las inspecciones generales que se registran.
  6. La gestión visual del mantenimiento existe.
  7. Los mecanismos de mejora continua existen.

La dirección también puede asegurarse que el automantenimiento está implantado de manera efectiva cuando se averigua que:

  • Los operarios son propietarios de sus máquinas y se ocupan de ellas: se responsabilizan y están comprometidos
  • Las máquinas se mantienen en un buen estado sin presión jerárquica. Las operaciones se llevan a cabo de manera espontánea, sin que el jefe tenga que pedir que se haga ni comprobar que se ha hecho.
  • Los técnicos de mantenimiento no intervienen en las actividades de mantenimiento clasificadas de nivel 1 (operaciones básicas que se han delegado en los operarios).
  • Los mecanismos de mejora continua están implementados con los elementos de apreciación que lo demuestran.

Podemos utilizar estos diferentes elementos para realizar un análisis de todas las acciones necesarias para alcanzar el objetivo de poner en marcha el mantenimiento autónomo. Puede ser útil listar todas las etapas/tareas necesarias a través de un árbol de objetivos (Goal Tree) que Caletec puede ayudaros a elaborar.

Fotografía: Elevate

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de protección de datos de Caletec *