El Kaizen ha vuelto

En este periodo de crisis, la baja de actividad en las empresas parece haber dado de nuevo vida a los eventos Kaizen y la puesta en marcha de actividades 5 eses (orden y limpieza). No es que estas actividades habían totalmente desaparecido pero igual se les daba menos importancia frente a proyectos de mayor envergadura y/o necesitando inversiones sustanciales.

Lo bueno es que volver al Kaizen y a los 5 eses (5S) permite recordar que acciones simples y sin necesidad de inversión pueden mejorar  el rendimiento, los puestos de trabajo, los procesos y solucionar problemas. Permiten realizar unos ahorros económicos que no se habrían conseguido en tiempos normales ya que, comidos por el día a día, no nos paramos a pensar, organizar, ordenar…

El temor es que la vuelta a la normalidad provoque el olvido de todas estas actividades de mejora: lo difícil de estas acciones siendo mantenerla en el tiempo, hace falta constancia, mucha constancia para que no se queden solo en un intento.

Siguiendo el espíritu Kaizen, es importante desarrollar y mantener una motivación permanente de los actores de los procesos para fomentar la búsqueda constante de puntos de mejora: “hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy”. Todos, absolutamente todos, en la empresa, deben ser los actores del cambio hacia la excelencia sin que se vea solo como unas actividades impuestas por la dirección. Es la única manera para que el éxito de estas actividades sea sostenible a largo plazo.

Espíritu Kaizen

Por otra parte, no se debería pensar que la limpieza y la puesta en orden sean solo actividades que se realizan cuando no tenemos otra cosa “mejor” que hacer y que solo se desarrollan cuando tenemos tiempo.  Los beneficios obtenidos con los 5S se reconocen como siendo:

  • Crear ambientes de trabajo limpios, higiénicos, agradables y seguros.
  • Mejorar sustancialmente el estado de ánimo, la moral y la motivación de los empleados.
  • Eliminar las diversas clases de muda y liberar espacio.
  • Mejorar la eficiencia en el trabajo y reducir los costes de operación.
  • Reducir los movimientos innecesarios (desplazarse, agacharse,…).
  • Ayudar a los empleados a adquirir autodisciplina y a asumir un interés real en Kaizen.
  • Hacer visibles los problemas de calidad.

¿Alguien ha vivido alguna experiencia Kaizen y/o 5 eses (cinco S) en su empresa estos meses?

2 comentarios
  1. Jordi Arias
    Jordi Arias Dice:

    Sandrine,

    No puedo estar más de acuerdo con tu reflexión sobre la necesidad de volver a la base de nuestras organizaciones (procesos + personas) y trabajar sobre ellos con un espíritu crítico enfocado a la mejora e impulsado de forma colectiva.
    De todas formas, según mi experiencia, el elemento crítico o factor clave de éxito es el verdadero compromiso de la Dirección con estas apuesta, para que el Kaizen sea percibido dentro de la Organización no como un proyecto sino como un cambio de CULTURA.

    Saludos

    Saludos

    Responder
    • sandrine
      sandrine Dice:

      Hola Jordi

      Efectivamente el compromiso de la Dirección es lo más importante, y para todo tipo de acciones en la organización. Estamos de acuerdo que la mejora continua es cosa de todos pero ¿Como se comunica desde “arriba”?.

      Muchas gracias por tu aportación

      Sandrine

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la Política de protección de datos de Caletec *