Definición de Six Sigma

Six Sigma es un método de mejora de los procesos de producción o de prestación de servicios consistente en la reducción de su variabilidad, medida en términos estadísticos. Toma su nombre de σ, la desviación típica que proporciona una idea de la variabilidad medida.

Logrando la reducción se tiende a la eliminación de los fallos o defectos respecto a los requisitos fijados por el cliente. La ausencia de fallos implica que todo producto o servicio tiene valor, aumentando la rentabilidad y la productividad de la organización.

La popularidad de este sofisticado método de mejora de procesos se ha asociado a diversos planteamientos de producción (Scrum o Agile) y a filosofías productivas (Lean).

Las expresiones Seis Sigma y 6 Sigma se utilizan también para referirse a esta metodología.

Sandrine Santiago explica el concepto de variabilidad, el objetivo a reducir o eliminar aplicando la metodología Six Sigma.
Duración: 1’40”

Six Sigma es definida por sus creadores como un proceso de negocio que permite a las compañías la mejora drástica de sus resultados finales. La metodología fue ideada por Motorola en los años 80 del siglo XX y se consolidó de la mano de General Electric. Hoy la utilizan todas las empresas que aspiran al liderazgo en sus respectivos sectores.

Six Sigma es una metodología de trabajo para lograr la máxima eficiencia de los procesos basándose en datos reales
De forma sistemática, el proceso utiliza datos rigurosamente medidos y analizados para identificar las fuentes de error —causas raíces de un problema— y las formas de eliminarlas para generar una mayor satisfacción del cliente y sustanciales ahorros económicos.

Con el apoyo de herramientas estadísticas y de análisis, y desarrollando grupos de trabajo dinamizadores, se favorece la toma de decisiones justificadas numéricamente.

Principios y herramientas de la metodología Six Sigma

Las empresas que se adentran en Six Sigma, a la vista de los resultados que obtienen, acaban integrando los principios de esta metodología en su cultura corporativa:

  • Enfoque al cliente.
  • Centrado en el proceso.
  • Metodología para proyectos.
  • Estructura jerárquica (Champion, Black Belt, etcétera).
  • Robustez de los procesos eliminando la variación.

Six Sigma emplea múltiples herramientas con distintas finalidades:

  • Selección y priorización de proyectos: matrices, diagramas de Pareto, etcétera.
  • Definición del proyecto: Project Charter, CTQ o SIPOC, por ejemplo.
  • Medición de variables: Análisis del Sistema de Medida, Estudios de Capacidad, Herramientas básicas de calidad.
  • Análisis de datos: instrumentos estadísticos y de representación gráfica, análisis de correlación y regresión, contraste de hipótesis, DOE, etcétera.
  • Mejora de procesos: creatividad, procesos robustos…
  • Control: SPC o estandarizaciones.

Suscríbete a nuestra Newsletter

Vídeo

Introducción a las 5S: Un pequeño juego para entender mejor las 5S