Interés del SMED

Tradicionalmente las necesidades de capacidad de producción se resolvieron gracias a inversiones adicionales de nuevos recursos. La intensificación de la competencia y la crisis económica que afecta a todos los sectores obliga a plantear otros tipos de soluciones más orientadas a aprovechar el potencial de los recursos existentes.

Los desperdicios relacionados con los cambios de serie, anteriormente despreciados, se convierten en el foco de interés de las organizaciones ya que representan unas fuentes de productividad ignoradas hasta el momento.

Durante un cambio de serie, los recursos (máquinas / personas) inmovilizados no producen ningún valor añadido. Reducir este tiempo de paro a lo estrictamente necesario significa recuperar una capacidad de producción sin necesidad de inversión. Por otra parte, permite una mayor reactividad y flexibilidad de la producción ya que se pueden plantear cambios más frecuentes.

El método SMED (Single Minute Exchange of Die) permite encontrar, de manera estructurada, un procedimiento estandarizado y robusto para unos resultados  sostenibles. Consiste en 4 o 5 etapas enfocadas a eliminar operaciones inútiles, reducir los tiempos de paro de las maquinas y de inmovilización de los recursos

La experiencia demuestra que el hecho de mejorar los cambios de series modificando la organización y la manera de llevar a cabo los cambios permite reducir de un tercio y hasta la mitad (¡50%!) el tiempo no productivo.

SMED

Método SMED para una mayor productividad

Estas mejoras están relacionadas con:

  • Un aumento de la velocidad de despeje de las líneas
  • Una mejor coordinación de las tareas administrativas relacionadas con el cambio
  • Una modificación de la secuencia de las etapas del cambio
  • Una externalización de las tareas internas (realizadas con la maquina parada)
  • Una simplificación de las tareas internas
  • El uso de kit de herramientas y la aplicación de la metodología 5S
  • Una mejor coordinación de las personas involucradas en el cambio

Obviamente, no se podrán olvidar los aspectos de seguridad y ergonomía así como los relacionados con la calidad requeridas en nuestro sector de actividad.

Globalmente, aplicando la metodología SMED, veremos unos primeros resultados extraordinarios. De hecho, nos daremos cuenta que “ganar 50% es fácil pero luego ganar 5% es difícil ».  Esto se debe a que las primeras frutas que recogemos son las maduras y se encuentran abajo en nuestro árbol de oportunidades de mejora. En una segunda etapa, necesitaremos una escalera para recoger unas frutas más difíciles de acceso pero de buen sabor.

En Caletec, os ayudamos aplicar la metodología SMED en su organización para alcanzar estos objetivos y proponemos un curso sobre SMED interactivo con un juego de simulación.

Sandrine

Tags: , , ,

Deja un comentario