El Kanban como herramienta de gestión de la producción

Cada vez más se están usando los Kanban para la gestión del inventario, sea en el puesto de trabajo o en el almacén ya que estas tarjetitas agilizan mucho el proceso de gestión.

Cuando uso un producto y me encuentro con una tarjeta Kanban, la pongo en un sitio predeterminado y “alguien” se encarga de traerme más de este producto, desde el almacén o lanzando un pedido al proveedor. La idea es que no tenga que preocuparme sobre si me quedará inventario suficiente para seguir trabajando hasta que lleguen los nuevos productos, ni que tenga que ir yo a buscar productos: yo puedo seguir aportando valor a mis productos.

Claro está que este “alguien” es en realidad toda mi cadena logística, con sus water spiders y demás.

Pero existe otro uso a los Kanban que puede que no se encuentre tan frecuentemente: la gestión de la producción.

Los productos acabados acaban en el almacén, aunque no sea por mucho tiempo.

Cuando envío productos a un cliente, los saco de este mismo almacén, reduciendo mi inventario: Si cuando llega a una cantidad predeterminada, encuentro una tarjeta Kanban, se la puedo entregar a producción o a planificación para que sepan que se tienen que volver a fabricar estos productos.

Es un método sencillo que me permite saber al momento que el inventario de unos productos ha pasado debajo de un mínimo preestablecido y que tengo que volver a fabricarlo con prioridad.

Claro está que una de las dificultades de los Kanban es calcular las cantidades mínimas: para esto necesito analizar los meses anteriores, las previsiones, las referencias de más volumen, las de menor variabilidad de demanda, etc.

Periódicamente, tendré que asegurarme que mis cantidades mínimas siguen siendo las correctas y, tras calcular los nuevos mínimos, solo tendré que ir al almacén a mover mis tarjetas para dejar más o menos productos detrás.

Además, también puedes usar este mismo sistema entre dos etapas de un proceso, para no generar demasiado productos semi acabados entre etapas.

Espero que este post te haya dado algunas ideas de mejora de tu planificación de producción.

 

Hasta pronto,

 

Noël

Tags: , , , ,

Deja un comentario